Páginas

martes, 15 de noviembre de 2016

Dando mucha caña!

El cuerpo vuelve a funcionar y me atrevería a decir que funciona y responde como antes... Como antes de dejar las carreras en 2011.
Vuelta a los entrenamientos montañeros y acumulando kilómetros con ganas, optimismo y mucha motivación. Saco tiempo de donde no lo hay para poder entrenar en horas de sol y poder hacer montaña. Cuando no se puede, pues kilómetros nocturnos por Ibi. Sin sobre pasar los límites de mi cuerpo pero con entrenamientos de mucha calidad.

El sábado 15 kilómetros de montaña, con récord personal en Pedra de l'Heura y, hoy martes, récord personal en la subida a Foiaderetes. En el punto intermedio estaba hace unas semanas en 16'21" y, hoy, superado con un tiempo de 15'34". La máquina empieza a funcionar, SI SEÑOR!!!

Descenso de Foiaderetes por Descansaor


El objetivo de este mes estará decidido el martes de la semana que viene. Puede ser la carrera de la Subida al Refugio de Ibi o el Trail del Ventòs en Agost, ésta última me atrae demasiado... Ambas con una distancia de 16 km. La semana que viene despejaré mis dudas.

Sólo me cabe decir: GOOOO!!!!

martes, 8 de noviembre de 2016

Sangre, sudor y lágrimas!

Una vez más conseguía terminar una carrera que para mí era un reto. 22 kms de auténtica montaña, 1.260 metros de desnivel positivo, muchas ganas de correr y mucha incertidumbre ante una proeza que forma parte del punto de partida.

El 30 de octubre corrí la primera carrera de montaña después de mucho tiempo y ya desde los primeros compases de carrera me mantenía rondando la 40º posición. Ritmo constante y sin decadencia, ganando tiempo y posiciones a medida que subía la primera montaña. Antes de llegar al segundo avituallamiento, ya había topado con un arbusto que se iba a encargar de agujerearme la mano con sus ramas punzantes... Tuve que parar y limpiar las heridas en el segundo avituallamiento y empezar a escalar una primera rampa de un km y, posteriormente, otra escalada a otro pico ya me hacía demasiado daño... Todo esto para afrontar la subida a la Penya Migjorn a la que llegaba demasiado castigado... Conseguía mantener ritmo lento hasta llegar al tercer avituallamiento y, una vez comí un poco, vuelta a la carga con mucha zona de andar porque mi cuerpo ya empieza a decirme: Adónde vas, Sergio? Tu energía está agotada... Andando hasta el pico de la Penya, empieza la bajada técnica con unas vistas inmejorables y con buenísimas sensaciones hasta que llego al último avituallamiento, donde ya mi cuerpo dice que no puede más, no está preparado para esta tralla... 


Agonizando y pensando en la retirada, bajo los últimos 3 kms conforme puedo, con dolor en todo el cuerpo, como si no llevase zapatillas y estuviese andando sobre cristal roto...
Al final consigo terminar en 2h53m y 43º de la absoluta. Pude sentir la increíble sensación de que he hecho un gran entrenamiento, he dado todo de mí y estoy satisfecho!

La semana sigue y he podido acumular casi 50 kms en 3 salidas, no está nada mal. 

¿El siguiente objetivo? Ya está decidido. En la siguiente entrada más y mejor!!
GOOOO!!!