Páginas

martes, 7 de febrero de 2012

a veces una jaula nos da la libertad

Todo empezó hace un año, quise que todo cambiara, me puse manos a la obra y arriesgué por alguien que era especial para mi... casi sin conocerla... creía conocerla y mi corazón me empujó a hacer lo que sentía.

Hoy no me puedo sentir mal, hice lo que yo creía y sabía las consecuencias...

Unas veces hice las cosas bien, y otras, también mal. No somos perfectos. Puedo estar contento porque las cosas las he hecho de corazón y tan solo he querido su sonrisa y su bienestar. No quería que esto acabara, ni quería verlo, yo sabía que esto no llegaría mucho más lejos pero, aún así, algo me ha empujado a darlo todo a cambiar en todo lo que hiciese falta... Ese algo era amor.

No podré decir que nadie te va a querer igual, solo puedo decir que te he querido como a nadie.

Creo que es mejor que piense en mi y no mire atrás, solo me puede hacer más daño y más vulnerable.

"y ahora bebo del veneno, de no saber lo que hacer, cortar mi pelo de tonto o dejármelo crecer"

No hay comentarios:

Publicar un comentario