Páginas

martes, 27 de septiembre de 2011

espinas

Ha sido algo curioso, cuando me he levantado hoy me he sentado en la cama y me he puesto a ver las piernas cómo habían quedado de la carrera del domingo, otra vez destrozadas. Unas piernas llenas de pinchos. Mientras me iba quitando los más superficiales me he dado cuenta de que muchas que no puedo o simplemente no veo quedarán en mí, formarán parte de mi cuerpo, nos uniremos en uno y siempre irán allá donde yo vaya.
Al igual que la vida misma, esos pinchos o espinitas clavadas en nosotros mismos, siempre estarán ahí, formarán parte de nosotros, lo que pudo ser, lo que es o lo que será, pero siempre nos acompañarán. Siempre intentaremos sacarnos todas las que podamos pero tendremos que aprender a vivir con aquellas a las que no podamos sacar, aquellas que nos hacen madurar como personas y nos educan.
La reflexión del dia...

Adiós semana, adiós...

Hace una semana empezaba y ayer acababa.
Por fin, volvíamos a correr una carrera de orientación 3 meses después... la carrera en sí iba a ser dura por todo el parón veraniego, si a eso le añadimos el gran ingrediente de que estaba organizada por el club de Villena... SÍ, QUÉ GRANDES!! Como siempre nos deleitaron con una carrera de las que te gusta olvidar.
El caso es que habíamos retomado la temporada, y te guste más o menos, teníamos que salir a correr.
Las primeras balizas sin problemas, parecía raro y todo, pero llegamos a la realidad en la 4, escala y requetescala para llegar a una baliza. Pensando ya en la retirada porque es una carrera que no te gusta correr, piensas: "hoy ya termina la semana, esa semana tan mala y empieza una nueva, así que hoy tengo que terminar la carrera". Consigo enlazar con Alfonso y juntos vamos de baliza a baliza, cuatro ojos ven más que dos, y conseguimos remontar una carrera que estaba totalmente perdida.
Llegamos a meta totalmente deshidratados (ni un punto de avituallamiento!!!!) después de 2 horas de estar perdido por el monte, únicamente con la ayuda de tu mapa y la brújula. Felicitaciones entre ambos y a esperar a la próxima que es la semana que viene en Alcoy.
Por fin empezamos una nueva semana, con más color, con más motivación... hay ganas, ahora sí, vuelvo a ser yo!
La carrera de ayer me hace reflexionar y pensar en que sí que puedo, en que todo es posible.
Y como consejo para todos, no hay que marear sino actuar, con todas las consecuencias... para bien o para mal... y mirarse uno mismo, de vez en cuando, y hacer autocrítica, del por qué de las cosas.
Hasta la próxima, la semana que viene, más y mejor!