Páginas

miércoles, 23 de octubre de 2019

45 kms de aprendizaje

YETI TRAL 19/10/19h

Primera maratón de mi vida y acabando como si fuese el propio yeti que salía entre los arbustos de la cima de la canaleta... Como me voy a acordar de esta carrera, de sus subidas, de sus bajadas técnicas, de sus 45 kms, de esta experiencia y, sobretodo, de este gran aprendizaje.

Km 0. A las 8,15h de la mañana nos dan la salida. Una salida tranquila, controlando en todo momento las pulsaciones y la velocidad, que aunque sé que estoy yendo lento, esto va a ser largo.

Km 5. Paso por el primer avituallamiento pero no hago mucho caso. Llevo agua, voy bien de pulsaciones y, de momento, no ha empezado a picar el terreno.

Km 10. Vamos 2 corredores en posición 11 y 12, quizás unos segundos más atrás pero controlándonos. Un chico que venía con nosotros ha preferido reservar y se queda. No quiero pasarme de pulsaciones porque ya voy rondando las 165 y no me gusta, me estoy pasando. Voy bien pero esto no ha hecho nada más que empezar...

Km 15. He pasado hace un par de kms el segundo avituallamiento (km 12) y ya he parado tranquilo a comer y a beber, repongo agua en los botellines y continuo. Continuo solo hacia la cima de Sierra Espuña, quedan 5 kms para coronar. Corono en el km 17 no sin antes perderme en la subida y, posteriormente, tener que escalar por unas rocas.

Km 20. Estoy bajando hacia el próximo avituallamiento, al que llegaré sobre el km 26. Primeras rampas en las piernas que me auguran lo peor que me puede pasar. Voy bien de pulsaciones pero las piernas me pesan y empiezan los calambres en las piernas, se me montan los gemelos... Aún así, vamos bajando 4 corredores en las posiciones de la 9ª a la 12ª. Llegamos al avituallamiento (km 26) y nos recreamos comiendo, bebiendo y recargando los botellines. 
Salgo un poco antes que ellos y ya me dirijo hacia la segunda montaña dura. La Canaleta va a poner las cosas en su sitio y, en el km 27, mis piernas no pueden más. Se han bloqueado mis piernas, las tengo totalmente montadas y no me puedo mover. Un chico de mi grupo que me pilla y me va subiendo cogiéndome porque no consigo dar ni un paso. Me duelen mucho las piernas y mi grupo se va hacia delante y yo voy subiendo conforme puedo, caminando y poco a poco porque se me montan las piernas enteras... Me quedan 4 kms de subida infernal y yo me encuentro como el culo. Una vez llegados a la cima y de poner buena cara para hacerme una foto con el yeti, prosigo mi calvario pero esta vez, en bajada, hasta el km 33 donde esta el cuarto avituallamiento.

Km 35. Voy por caminos subiendo falsos llanos caminando y bajando intentando no dar pena.. Pienso que todo se ha terminado y que toca bajar al pueblo y ya está, pobre de mi cuando veo que hay que subir más montaña. Sigo perdiendo posiciones y debo ir el 14º. El chico que me está adelantando me ve tan mal que se queda conmigo y me mete en mi mochila tres sobres de magnesio y sales. No puedo más, me quedan menos de 10 kms...

Km 41. Después de una bajada súper técnica, llego al último avituallamiento, me siento en el suelo y descanso. Estoy verdaderamente mal y me quedaría a vivir ahí mismo con tal de no caminar más. Toca seguir sufriendo, solo quedan 5 kms. Llegando al último km, llegan dos chicos más por detrás y pierdo más posiciones... pero que coño?? Da igual, yo lo que quiero es llegar...

Km 45. Meta. Levantó los brazos como si ganase la carrera, grito y lloro. Sé lo importante que es llegar después de sufrir como nunca... y no exagero, es la vez que más he sufrido deportivamente de toda mi vida. 

Estoy contento de haber terminado la carrera y el 16º de la absoluta. De haber sufrido y, sobretodo, de haber terminado. Soy consciente de que queda mucho trabajo si quiero ir al Mont Blanc. No se puede volver a repetir. Hay que salir a disfrutar y no padecer. Para esto, solo hay una dirección y es la preparación. Lo voy a conseguir por que sé que puedo pero hay trabajo por delante, nadie dijo que esto iba a ser fácil!


Equipacion: camiseta y buff Ce Amics de les montanyes, pantalón kalenji, calcetines lurbel, zapatillas hoka one one, mochila Salomón 3l, badana lurbel.




miércoles, 16 de octubre de 2019

¡Primer paso al Mont Blanc!

Y ahora sí que toca lo serio. El sábado 19 de Octubre estaré en la Yeti Trail para conseguir mis primeros 2 puntos de cara a la OCC Mont Blanc.

Mi primera maratón, 45 kms y 2100 metros de desnivel positivo que no son "moco de pavo". Es la primera vez que voy a superar los 30 kms de carrera continua y, esta vez, es por montaña. Maratón de montaña que transcurre por la Sierra Espuña (Murcia).




La preparación es buena, muy buena diría yo, pero tengo la incógnita de tantos kilómetros y muchas horas, de cómo voy a reaccionar y si sabré alimentarme e hidratarme bien para pisar con fuerza en este primer e importante paso.

El objetivo es acabar e intentar hacerlo en menos 5h30' pero vamos a ver cómo transcurre y ya habrá tiempo de hablar de tiempos en el monte.

¡¡¡Vamoooosssssss!!!

domingo, 13 de octubre de 2019

Dulce octubre

Para empezar, no hay mejor manera de empezar esta entrada que con este gran título. Eso es, dulce porque están saliendo las cosas y, día a día, me estoy encontrando mucho mejor.
Entrenamientos de más de una hora y mi cuerpo que responde a las mil maravillas. 

En un principio, la meta fijada es el Costa blanca trail que correré el 16 de noviembre en Finestrat y que tengo muchísima ilusión. Encima, es cerquita de casa y podré tener a mi mujer y familia cerca, a parte, correrla con mi mejor amigo, Pedro.

Aun así, empiezo a plantear otras pruebas que me pueden dar los puntos Itra que necesito para el Mont Blanc que tanta ilusión me hace!! La semana que viene será la Yeti trail por sierra espuña de 45 km y 2100 metros de desnivel positivo con el premio de 2 puntos y, así, sólo me faltarían otros 2 puntos más para poder salir en Cormayeur con destino a Chamonix en el 2020 y correr los 55 kms por el Mont Blanc. A esta prueba se le suma la Falco trail... Ambas por definir...

Esta semana será crucial para acabar de definir las pruebas que aún correré este 2019... saldremos de dudas y haré oficial las últimas pruebas en las que estaré este año.
Atentos que esta semana cierro el calendario de pruebas importantes.

Gracias por leerme!!



martes, 24 de septiembre de 2019

Septiembre: Progresando y disfrutando..

Como se puede observar, en el título ya hacemos referencia al mes de septiembre. Un mes duro de entrenamientos y con 2 carreras de por medio. Los entrenamientos están siendo inusuales y muy diferentes a como siempre he hecho, alternando correr con gimnasio, bicicleta y yendo, también, a nadar. Está siendo un gran Septiembre motivador.
Los resultados no me están dejando indiferente y parece que hay progreso y, de momento (toquemos madera), sin lesiones.

El dia 8 de septiembre iba a correr el III Trail del Benicadell. El nivel era bastante alto, más de lo que me pensaba. La primera parte empezaba subiendo a la ermita de Ràfol de Salem con unas rampas de fuerte desnivel que enlazaba ya con las primeras subidas hasta una pista forestal. 5 kms de intensa subida y en la que voy perdiendo posiciones porque no encuentro ni mi ritmo ni las sensaciones. En la pista, sigo en un falso llano y empiezo a encontrarme (Ya era hora). La gente está muy fuerte y subimos como motos el Benicadell. Los últimos 5 kms son de bajada y ahí sí que estamos yendo rápidos, gano unas cuantas posiciones. Hay algunos sube-baja que me vienen de lujo, ya que mi cuerpo no está siendo de escalador pero sí de potencia. Demarrando y gastando toda la energía que queda en mi cuerpo, consigo llegar el 10º de mi categoría (27º de la general). 

El dia 22 de Septiembre hemos corrido la IV Volta al Pantano de Tibi. Esta carrera la voy a recordar por lo dura y exigente que de principio a fin ha sido. Primero, una subida hacia el depósito y bajada en dirección Tibi para bajar hasta el rio. Ahí, subiremos al Castillo y a La Mola para bajar de nuevo hacia pantano y rio y volver a subir a Tibi.

Desde un primer momento, consigo meterme en el grupo de los elegidos y rodar entre los 25-30 primeros de ambas distancias de carrera, tanto los que hacíamos los 17 km como los de 26 km, hasta llegar al rio y empezar a subir las exigentes cuestas al Castillo. Desde ahí, vamos hacia La Mola después de haber bajado un poco y coger un poco de aliento. Estoy yendo a un ritmo vivo, casi al límite y no es buena señal porque aún nos queda mucha carrera y se puede hacer largo. Por suerte, en la subida a La Mola regulo y voy bastante bien. Sendas hasta el pico y crestear un poco hasta la exigente, técnica y dura bajada que                                                                                      no he podido disfrutar casi. 


En el km 12, tenemos el último avituallamiento y donde las posiciones están casi decididas. Vamos subiendo el Riu Verd donde ganamos y perdemos posiciones hasta llegar a la altura de Tibi donde empezamos a subir unas durísimas rampas de cemento que nos llevan a Tibi, a 2 km de meta. En el km 15, toca soltar todo lo que nos queda, regular y al mismo tiempo darlo todo, mala combinación pero hay un corredor que me está agobiando por detrás y no quiero que me pille... Hasta el final agonizando pero habiendo hecho una buena carrera, en la que ha tocado sufrir en el Castillo, en La Mola, en su bajada y en la parte final... Una maravillosa 13ª posición de la general y 8º de mi categoría!!


Aún no ha terminado Septiembre pero como si lo hubiese hecho. Me queda esta semana que voy a seguir metiendo caña al entrenamiento y la semana que viene a descansar. La segunda semana de octubre, volver a los entrenamientos normales. Después, decidiremos alguna carrera pero el objetivo final es la Costa Blanca Trail en el Puig Campana.

Hasta pronto! Vamoooossss!!!

martes, 21 de mayo de 2019

Infernal San Pascual 2019

¿Qué es lo que se vive? ¿Qué se piensa cuando no puedes más? ¿Cuál es la velocidad a la que vamos? ¿A cuántas pulsaciones van nuestros cuerpos? 
Al final, se me ocurre llamar a esta carrera San Infernal en lugar de su nombre, San Pascual.
Carrera de tan sólo 4 kms y a la que desde un principio sales a tope, por debajo de los 4 minutos por kilómetro.
Este año no estaba tan fuerte como en el año 2011 cuando hice 3 º de mi categoría con la marca de 16'06" pero es posible que este resultado se vuelva a suceder en años próximos, si sigo en esta línea. 

Ha tocado sufrir desde el inicio yendo a 3'50"/km y viendo en todo momento el grupo de cabeza y la pelea entre los 2 primeros. Juan, compañero de equipo, me adelantaba en el km 1 y yo seguía detrás de él pero sin la chispa que me caracteriza cuando compito, síndrome de la falta de carreras. 


Comenzando la subida que caracteriza esta carrera, la Subida a San Pascual, ya me voy encontrando a mi gente animándome y haciendo que esta carrera sea un poco menos dura. 
Pedro, María y Andrea están por la primera parte de la subida, Papa y Mama por la mitad de subida y al final de la cuesta casi en meta están Ampari y Elena gritando y haciendo que pueda pegar un par de zancadas para poder adelantar a mi última víctima y acabar 9º de la clasificación absoluta y 5º senior con un tiempo de 17'29".





Buen tiempo y buena posición pero sé de sobra que este no es mi lugar y que se puede llegar más lejos, a pesar de condicionante y límites que nos solemos poner...

El próximo desafío será el Memorial José Manuel Zambrana del 15 de Junio cuyo objetivo será mantener un buen ritmo de principio a fin y batir mi propia marca.

Así que, dejo de escribir y nos vamos a entrenar!!! Gooo!



jueves, 9 de mayo de 2019

Caída milagrosa

Se podría decir que ayer miércoles sí que sería un "Trail dels Pous de Neu". Hacía más de un año que no pasaba por la Serra del Menejaor y ayer tocó entrenar desnivel a saco.

Un total de 5 pozos de nieve por los que pasé. Un recorrido no apto para principiantes subiendo por Descansaor y llegando a la cima de la Teixereta pasando por Foiaderetes.
Mi estado de forma está siendo bueno con lo que al final decidí subir el Observatori Forestal de la Font Roja y hacia abajo que empieza a caer la noche. Paso por otro pozo de nieve (Que no me acuerdo su nombre), por el Pou de Simarro y Pou del Canyo.
Pasando por cada segmento de strava y mejorándolo considerablemente.

A tope voy bajando, resultado del gel de cafeína que me ha puesto como una moto, pasando por el Mas del Canyo como quien pasa por una autopista y ve de forma fugaz una casa. 
Viendo ya Ibi de frente, tropiezo con algo que me hace perder el norte y al suelo de la forma más bestia que podría imaginar... ¡¡Pero qué caída!! MP3 roto, algo de sangre, manos magulladas y dolor en el pie, lo que más me preocupa, pero me levanto y sigo hacia abajo mucho más lento, con dolor por todo el cuerpo y con un susto increíble... 

Ahora toca descansar y recuperarme del pie... La semana que viene iba a hacer un entrenamiento en  plena carrera, en la Subida a San Pascual, pero se ha complicado... De momento, la idea será recuperar el pie e intentar hacer la carrera pero está en el aire... Mi preparación pasa por ahi.

Toca seguir mirando hacia delante y pensar en que ayer solo fue un susto.

¡VAMOS!


miércoles, 19 de diciembre de 2018

¿Quién dijo que iba a ser fácil?

III Trail del Pous de Neu (2/12/2018)

El pasado 2 de diciembre, amanecía un dia increíble. Pese a haber hecho mal tiempo los dias anteriores, optábamos por salir con poca ropa, eran las 9 de la mañana y no había frío alguno, es más, el tiempo estaba siendo primaveral y de lujo para afrontal los 20 kms y sus 1000 metros de D+.
Dada la salida, salgo con el grupo de cabeza hasta llegar a Villalobos donde estoy notando unos primeros mareos y ganas de vomitar... síntomas de un ritmo demasiado alto para mi y falta de entrenamientos de calidad y potencia... Afronto la bajada recuperando al máximo y utilizando mi experiencia porque me estoy sintiendo mal y solo llevamos 5 km. Hoy puede ser un dia bueno pero quién ha dicho que no se sufriría???
A partir de estos malos momento, empiezo a coger ritmo, mi ritmo y, sin dudarlo, afronto la Martina desde Vivens a un buen ritmo y, una vez coronada, nos dirigimos a la Font de Roset (casi en Xixona) bajando por sendas muy técnicas por encima de mis posibilidades a un ritmo de falta de competición y perdiendo 2-3 posiciones... la gente está bajando muy rápido y sigo desgastándome porque no encuentro mi ritmo cómodo y, si no quiero perder más posiciones, tengo que apretar!!
La cosa se tranquiliza cuando nos disponemos a subir el barranco de Ibi hasta la Martina y mi ritmo es apto para continuar en mi grupo de 3 en el que voy pero parece que la gente se ha levantado hoy con ganas de batalla... Llegando ya a la base antes de subir de nuevo Villalobos, opto por ir guardando fuerzas y bebiendo en el avituallamiento para afrontar los últimos km de carrera, se notan ya los 15 kms acumulados que van haciendo mella en mi cuerpo.
Ahora sí, ya coronada la parte de Villalobos, parece que no quede mucho hasta la meta pero nos queda una bajada de asfalto demoledora y el último repecho para llegar a las calles de Ibi que parece más un suicidio que un simple repecho con los kilómetros que llevamos ya entre las piernas.
Al final, una meritoria 25ª posición en la general y 15º Senior. Carrera dura y rápida.